La casa pequeña en la esquina de Haskell y Hallock

En la esquina de las calles Haskell y Hallock está una casa pequeña donde vive un hombre que se llama Will Carroll y su esposa, Tonya. No he conocido a Will antes, pero he escuchado muchas buenas cosas sobre él. 

El día que visité hacía frío, la calle era callada y mientras llegábamos frente de su casa, uno de los gatos de su colonia estaba sentado encima del carro de su esposa.

“Rápido, toma una foto antes de que él corra,” dijo Ramona, nuestra especialista de recursos comunitarios.

Ella tenía razón. Muy rápido después de que bajé la ventana y tomé la foto, el gato anaranjado escapó en el bosque detrás de la casa de Will. Y esta foto fue la única que pude captar de su colonia de gatos de seis. 

Salimos de la camioneta y fuimos detrás al trasero donde descargamos cuatro bolsas de 16 libras y dos bolsas de cuatro libras de alimento para gatos, además dos cajas de alimento enlatado. Will vino afuera en el porche y saludó a Ramona como habían sido amigos por un tiempo muy largo.

Mientras hablábamos sobre su colonia amada, otro más de sus gatos cruzó la calle y maniobró entre las casas de sus vecinos.

“Cuando ustedes salgan, ella va a venir a mi lado y frota su cabeza en mi pierna,” Will presumió. Él sabía que yo quisiera más fotos. 

Will ha sido uno de nuestros clientes por casi cuatro años. Él y Tonya viven en Kansas City, Kansas, donde teníamos otra clínica en State Avenue. Su colonia era de 11 gatos, nacido y criado en el vecindario o tirado en su calle por otras personas.

“Tengo que darle mucho crédito a [Ramona],” él dijo. “Yo habría tenido muchos problemas severos con estos gatos.”

Con la ayuda de nuestro programa TNR (donde captar los gatos comunitarios, esterilizarlos y devolverlos después), Ramona y dos voluntarios, Dillon y Marcos, capturaron nueve gatos y cuatro gatitos durante los años pasados, fueron esterilizados y luego los devolvieron frente de la casa de Will (a excepción de los gatitos que fueron llevados a un refugio). SNKC pagó por los costos de las cirugías con la ayuda de una beca; Will no habría sido capaz de pagar por los servicios de lo contrario.

Porque los gatos fueron esterilizados, le pudimos ayudar a Will con los alimentos para sus mascotas. Ahora, la colonia ha disminuido a seis gatos, y todos comen una vez cada día y a veces Will les da las sobras de comida, como pollo, cuando las tiene.

Los gatos no le gustan los desconocidos, y yo no tuve que ver la manera en que ellos interactúan con Will para entender la cantidad de amor que viene corriendo de todas las direcciones cuando él da un paso afuera – ni el amor que Will les corresponde. El tono genuino en su voz y la sonrisa sincera en su cara cuando hablaba de su colonia fueron bastante.

Esto fue el primer día que había conocido a Will, pero salí sintiéndome como lo había conocido por todos los años que había sido un cliente con SNKC. Mientras me contaba su historia, es como si nosotros estuviéramos sentados en su porche juntos, y podría imaginar los gatos relajando al lado de Will después de comer. 

“Aseguro que mis gatos coman primero,” él dijo.

A él, es importante que su colonia sea llena de gatos saludables y que coman bien – gatos que Ramona dice que parecen tan saludables que parecen que podrían tener dueños. También, hay gatos machos callejeros en el vecindario que a menudo intimidan a su colonia, y Will no tolera esto. Tomó mucho tiempo para Will para aceptar el hecho que estos gatos necesitaban comer, también, entonces ahora cuida a su colonia primero y hace lo que pueda para ayudar a los gatos malos que vayan y vengan.

A pesar de sus propios problemas con la salud, Will todavía alimenta su colonia cada día y repele a todos los animales o las personas que quieren hacerles daño. 

Los gatos le gustan esconder debajo del porche, pero también tienen acceso al techo del porche para poder escapar de los perros callejeros. Cuando él camina a la tienda en la esquina, que está a una cuadra de distancia y llena de tráfico, los gatos se encontrarán en el callejón y tratan de seguirlo a la tienda. Él los forza hacia la casa para mantenerlos seguros del tráfico y los perros callejeros. Para explicar más sobre su vínculo especial, de algún modo los gatos saben que no pueden poner ni una pata en sus jardines, unas de sus posesiones más apreciadas. Aunque admite que no tiene buena suerte con otros en su barrio, incluyendo otros animales y otras personas.

Cuidando a los otros no es una cosa nueva para él; cuidó a su mamá hasta que tenía 97 años. Compasión es en su ADN y es muy contagioso. No dude en poner lo que quiere o necesita al lado si significa que otra persona, incluyendo las mascotas, tienen una preocupación menos, que es algo que tiene en común con SNKC. Will me recuerda que cuando te sientes que hay cosas en la vida que no puedes cambiar, no cuesta una cosa para ser un humano simpático. 

Es claro que sus gatos son mucho más que una colonia a él.

“Mi esposa no podía tener hijos, entonces [los gatos] son sus hijos,” Will dijo.

No tienen mascotas personales nada más porque Will dice que Tonya se pega demasiado a los gatos, que hace las despedidas mucho más difíciles. Alguna vez, encontraron una camada de gatitos en su sótano, y ella se enamoró con lo blanco que quien, descubrieron, era sordo. Lo llevaron en casa como su propia mascota, pero hubo un accidente terrible donde no escuchó el carro del visitante encienda y no se movió de detrás de la llanta a tiempo. Tonya todavía duerme al extremo de la cama donde dormía el gato a su lado.

Cuando Ramona dijo que si descubriera un gatito blanco este verano que lo va a llevar a su casa para Tonya, Will dijo, “Y ya sé que no voy a contestar esta llamada.”

Actúa como no quiere el gatito, pero todos de nosotros sabemos que él lo cuidaría mejor que nadie. Aunque los eventos desafortunados pueden ocurrir cuando cuides a una colonia, esto no va a parar Will de hacer lo correcto para los gatos. Pase lo que pase, siempre va a ayudar a otras personas sin otros pidiéndole, y esto demuestra mucho más sobre su carácter humilde y compasivo.

Dijo a mi y Ramona que hay gente que dice que las personas que cuidan a sus padres por sus vidas enteras vive una vida más larga, y por eso, a través de todos sus tratamientos respiratorios y visitas al doctor, sigue sintiéndose como nueva. Ahora, tiene sus gatos para cuidar, y por todo el tiempo que Will va a estar allí, estos gatos siempre van a tener un hogar en la esquina de Haskell y Hallock.

About the author

Digital Content Specialist

Want to get updates sent straight to your inbox? Then sign up for The Scoop and we'll send you the latest stories and info we've been working on. And we promise not to spam you, share your info, or be a naughty dog in any way.

Sign Up

Related Posts

Leave a Reply